Emprendimiento social, Moda

Giraffa, los pañuelos que salvan el planeta

SOS. El planeta se nos escapa de las manos mientras 2.500 animales se encuentran en riesgo de extinción inminente y ya son 25 millones los refugiados climáticos. Una extrema situación que grita auxilio y que podemos salvar tomando conciencia de forma individual y actuando de forma global.

Así fue como comenzó el proyecto de Alba, quien creció entre naturaleza y tuvo la ocasión de respirar su belleza, de conocerla y disfrutarla. Hoy tiene la oportunidad de defenderla y por eso ha creado Giraffa, su granito de arena a la humanidad donde lucha cada día para despertar conciencias. Su objetivo: conseguir 130.000 € en donativos a ONG, 360.000 personas impactadas y 35.000 kg de CO2 ahorrado. ¿Te apuntas?

UN COMPROMISO SOCIAL. Fue mi amor por la naturaleza y el deporte al aire libre. Tenía unas ganas locas de emprender un proyecto con compromiso social y el romanticismo de recuperar un producto al que mi abuela dedicó parte de su vida. Hoy trabajo tanto o más, ¡pero lo hago convencida y feliz!

EL POR QUÉ UNA GIRAFA. La jirafa es el animal más alto del planeta y, por lo tanto, desde su perspectiva puede observar el comportamiento a todos los demás, incluidos los humanos. También es el animal con el cuello más largo, así que puede vestir muchos de nuestros pañuelos. Además, es uno de los animales que Darwin utilizó para explicar su teoría sobre la evolución. Finalmente, en 2016 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasificó a las jirafas como vulnerables, es decir, presentan una alta probabilidad de convertirse en una especie en peligro de extinción.

 

¿Qué te parecería abrigarte con un pañuelo que cuida de la naturaleza?

 

3.500 HORAS DE TRABAJO Y UNA ENERGÍA INFINITA. El proyecto se gestó durante unos 3 años. Primero lo compaginaba con el trabajo en una empresa y, más adelante, con las tareas que realizaba (y sigo realizando) como freelance en el ámbito de la comunicación. Le dedicaba mis ratos libres. Fue en septiembre de 2017 cuando finalmente conseguí lanzar el proyecto. La idea es incrementar el tiempo de dedicación a Giraffa y disminuir las actividades como freelance, pero es un proceso lento.

 

La primera colección se ha elaborado con algodón de Andalucía de producción integrada (un tipo de producción que limita el uso de químicos para la protección del medio, la salud y la seguridad de los trabajadores). 

 

COMIENZOS DIFICILES, ILUSIÓN A FLOR DE PIEL. Los comienzos con Giraffa los recuerdo como un momento de gran ilusión. Sin embargo, estas sensaciones positivas se mezclaban también con el miedo a no conseguir que el proyecto fuera económicamente sostenible. De hecho, más de un año después de su puesta en marcha, todavía siento que el proyecto se encuentra en sus primeras etapas. Justo estas Navidades hemos empezamos a recoger algún fruto de todo el trabajo previo.

 

 

EL SABER NO PERDER LA ILUSIÓN EN UN CAMINO SIN ROSAS. Es difícil encontrar proveedores locales de confianza dispuestos a producir pocas unidades. También tener el tiempo necesario para la gestión de la comunicación, ya que las demás tareas ocupan la mayor parte del tiempo; así como consolidarse sin endeudarse, que es como nos gustaría hacerlo. Sin embargo, lo más difícil es conseguir que el proyecto sea sostenible económicamente. Es por ello que de momento compagino Giraffa con trabajos cómo freelance en el ámbito de la comunicación. Si no hay ninguna sorpresa, pronto seré madre; sospecho que combinar el proyecto con la maternidad me planteará nuevas dificultades. ¡Pero saldremos adelante!

#HELPINGNATURE

LA SATISFACCIÓN DE CONSTRUIR UN MUNDO MEJOR. Lo que más me gusta de mi trabajo es el hecho de poder crear nuevos productos y luchar para conseguir producirlos de forma local, con materiales lo más respetuosos con el medioambiente posible y, lo más difícil, poder ofrecerlos a un precio competitivo y económicamente viable para el proyecto. Obviamente, también me encanta hacer el recuento de las ventas y donativos correspondientes y actualizar el marcador de la web.

 

Apostamos por la producción local. Todos nuestros productos se elaboran de forma artesanal en la provincia de Barcelona, ​​principalmente en las comarcas del Maresme y el Vallès.

 

UNA COLECCIÓN, UNA ONG . Cada nueva colección implica contactar con nuevas ONG ambientales con las que colaborar. Les pedimos que nos propongan un animal o planta que sea de su interés. Hacemos una ilustración naturalista y elaboramos material divulgativo sobre la especie en cuestión. En paralelo, desarrollamos complementos textiles y estampamos las ilustraciones que hemos preparado. El 10 % de la venta de todos los productos se destina a las ONGs con las que colaboramos. Actualmente, son 14 y esperamos seguir aumentando la cifra,  con cuantas más mejor.

NO HAY DOS DÍAS IGUALES. Giraffa varía bastante en función del momento del año. Durante la campaña de Navidad, por ejemplo, nos dedicamos principalmente a preparar y mandar los pedidos que recibimos. Una vez pasada la locura de las fiestas, nos centramos en la creación y diseño de nuevos productos, así como en la búsqueda de nuevas ONG ambientales con las que colaborar. Y una vez superada esta etapa, llega el momento de la producción. Además, durante todo el año hay que ocuparse de la comunicación, las ventas y los números. Todos hacemos de todo y no hay dos días iguales. ¡Nos encanta que así sea!

EL NECESARIO CAMBIO DE CHIP EN EL CONSUMO DE LA MODA. Hacer sobrevivir un proyecto de estas características no es fácil. Nos hemos acostumbrado a pagar por las cosas menos de lo que realmente valen, y dar la vuelta a esta situación no será fácil. Hay que hacer mucha pedagogía para que la gente esté dispuesta a pagar por las cosas lo que realmente valen y, por lo tanto, a priorizar la calidad por delante de la cantidad.

Se está avanzando en esta dirección. Incluso las grandes marcas están haciendo gestos en este sentido. Aunque se trata de colecciones puntuales de cara a la galería, creo que contribuyen a que la gente a tome conciencia. Afortunadamente cada día más personas toman conciencia y deciden consumir de forma responsable. La clave está en explicar muy bien lo que hacemos para que la gente comprenda su valor, así como conseguir llegar a los sectores de la sociedad que ya han hecho un cambio de chip. De todos modos, hay todavía muchísimo camino por recorrer.

 

Todos los productos van acompañados de material divulgativo, que tiene como objetivo ampliar la conciencia ambiental de la sociedad.

 

CÓMO GARANTIZAR EL IMPACTO SOCIAL. Es un ejercicio de confianza mutua, ya que por el tamaño actual del proyecto, no nos podemos permitir realizar una auditoría externa. Una vez cada tres meses, hacemos un recuento de las unidades vendidas de cada modelo y calculamos los donativos, que seguidamente comunicamos a cada una de las ONG para poder realizar el pago. También publicamos un artículo en nuestro blog de forma periódica para dar a conocer la evolución de los donativos y su distribución entre ONG.

 

 

 

 

 

 

EMPRENDER CON ILUSIÓN Y CAUTELA. Iniciar un nuevo proyecto es muy ilusionante, pero también muy complejo, o por lo menos así lo he sentido en mi caso. Antes de ponerse a andar, le aconsejaría estudiar bien el mercado, así como la viabilidad técnica y económica del proyecto. En este sentido, la ayuda externa puede ser una muy buena opción. En Barcelona, por ejemplo, Barcelona Activa ofrece asesoramiento gratuito a emprendedores. Me resultó muy útil poder contar con su apoyo en los inicios. También le recomendaría tener una actitud flexible, ya que es posible que durante los primeros años el proyecto tenga que cambiar en varias ocasiones de modelo hasta encontrar un camino factible.

 

Acerca del autor

Entradas Relacionadas

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.